Cómo usar el móvil como mando a distancia de una tele

Hubo un tiempo en el que existieron relojes que hacían las veces de mando a distancia. Hoy en día, algunos nostálgicos (como yo) aún conservamos dichas piezas de coleccionista. Pero además de estos relojes que mencionamos, hay un elemento imprescindible ya en el día a día que también puede hacer las veces de mando a distancia.

Hablamos del teléfono móvil, esa herramienta tecnológica convertida casi en un apéndice de nuestro cuerpo. El móvil es ya toda una navaja suiza de la tecnología a la que podemos darle usos casi infinitos, y hoy vamos a ver cómo tenemos que hacer para que se convierta también en un mando a distancia universal.

Primera opción: sensor de infrarrojos

La primera opción que tenemos es utilizar el puerto de infrarrojos del teléfono (si lo tiene). Para ello necesitamos comprobar que nuestro teléfono dispone de sensor de infrarrojos. No todos los teléfonos del mercado cuentan con él, por ejemplo los iPhone son unos de ello, pero más adelante veremos las posibilidades que tenemos con los teléfonos de Apple.

En el caso de que no sepamos si nuestro teléfono posee o no sensor de infrarrojos, tenemos dos opciones. Una es buscar el modelo en la página web del fabricante y comprobarlo entre las especificaciones y otra es descargar directamente la aplicación que nos va a permitir darle este uso, pues una vez la tengamos descargada, ésta reconocerá directamente si nuestro teléfono tiene o no esta función.

La aplicación de la que os hablamos es IR Universal TV Remote que se encuentra disponible en Google Play de forma totalmente gratuita. Como decíamos, si nuestro teléfono no contase con la opción de infrarrojos la propia aplicación nos lo informaría y sería imposible iniciar el proceso.

Si por el contrario tenemos infrarrojos, la aplicación nos pedirá en primer lugar qué tipo de dispositivo queremos controlar remotamente. Entre las opciones disponibles encontramos DVD, Blue Ray o barras de sonido entre otros y por supuesto, televisores. Una vez seleccionado el dispositivo nos pedirá la marca del mismo, seleccionaremos un nombre para registrarlo y la propia aplicación realizará la conexión.

Desde este momento, la pantalla del móvil nos mostrará la distribución de un mando a distancia al uso con sus funciones características (Previous/Next, Volume, Mute). Tenemos la posibilidad de registrar tantos dispositivos como queramos sin ningún tipo de límite y así olvidarnos para siempre de que los dichosos mandos acaben perdidos entre los cojines del sofá.

Sin sensor de infrarrojos

Es cierto que el sensor de infrarrojos es una conectividad que se ha ido extinguiendo paulatinamente de los teléfonos móviles durante los últimos años. Pese a ello, podemos convertir nuestro teléfono en mando a distancia independientemente que contemos con él o no.

Existen en el mercado aplicaciones que permiten conectar los dispositivos mediante WiFi. Para poder utilizarlas necesitamos que se cumplan dos requisitos: que tanto el teléfono como el televisor puedan conectarse a Internet y que ambos estén conectados a la misma red WiFi.

Para realizar esto podemos utilizar aplicaciones específicas como SURE Universal Remote, disponible para móviles Android en Google Play, o las aplicaciones que directamente ponen a nuestra disposición los fabricantes de televisores en las tiendas de apps. Esta segunda opción siempre será la más acertada pues la compatibilidad con el modelo de televisor será perfecta.

Lo mismo sucede si nuestro televisor cuenta con Android TV, pues aquí podemos utilizar la aplicación Android TV Remote Control que Google pone a disposición de los usuarios y que es independiente del fabricante de la televisión o del dispositivo que tengamos,

El iPhone como mando a distancia

En el caso de los teléfonos de Apple, no tenemos ni la opción del puerto de infrarrojos ni tampoco, obviamente, la de Android TV. Para poder configurar un iPhone como mando a distancia de nuestro televisor tendremos que echar mano de las aplicaciones que ponen a nuestra disposición los fabricantes, como por ejemplo LG. o de aplicaciones de terceros compatibles con ciertas marcas como myTifi.

Otra opción, en el caso de iPhone, es la de conectar el dispositivo específico Apple TV. Este dispositivo simplifica la conectividad entre el televisor y el iPhone convirtiéndolo en un Smart TV y además, podemos utilizar el iPhone como mando a distancia instalando la aplicación Apple TV Remote.

FUENTE: XATAKAMOVIL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *